10 razones para pintar acuarela al "aire libre" por Amanda BRETT

Rosa Gutierrez-Crespo y Juan Carlos Aresti, socios de nuestra Agrupación, en una sesión de pintura al aire libre

Mi encuentro veraniego con Lucca se produjo por pura suerte. Al planear nuestras merecidas vacaciones, lanzamos un dardo a un mapa de Italia y cayó en Lucca, !cosas de la diosa Fortuna!
Ahora, todos los años paso aquí la temporada de verano y mi afición a la pintura al aire libre ha ido creciendo en este lugar hasta representar una fantástica actividad de la que procuro disfrutar todo lo que puedo.
 Independientemente del maravilloso entorno de esta ciudad y sus alrededores en la Toscana de Italia, aquí van mis DIEZ razones para pintar acuarela al aire libre:

1. Oportunidades únicas: algunas personas me preguntan: “¿Por qué no tomas una fotografía y pintas en casa? ”Ahhh - ¡NO! AMO pintar al aire libre y disfruto cada oportunidad. Para mí es emocionante, estimulante y al mismo tiempo.....aterrador; también me brinda una comprensión única de cada ubicación, me siento más íntimamente comprometida y me convierto en parte del paisaje y la historia. ¡Cada sesión de pintura es única: incluidos éxitos y pequeños desastres,.... todo!

2. Concentración: Cuando pinto en "plein air", estoy completamente concentrada. 
Recuerdos profundos de un rincón, una luz, la gente, los olores, las vistas, la atmósfera general, se viven con una intensidad muy superior a las que proporciona una imagen grabada. 
Pintar directamente de una foto no tiene nada que ver con eso. 
Cuando vuelvo a mi estudio para crear, a veces, otra versión, todos estos recuerdos, formas, colores y anécdotas vuelven a inundarme sin ningún esfuerzo.

3. Sombras : las fotografías nunca pueden hacer justicia a una ubicación; los colores, la luz y la atmósfera nunca son auténticas y las sombras a menudo son solo una masa negra.
 En una observación cuidadosa cuando estás en el sitio, descubrirás que las sombras nunca son negras, ni son apagadas. Están llenas de preciosos reflejos luminosos, formas oscuras y contornos suaves.
Estas importantes cuestiones, sólo se aprecian cuando estás allí...pintando

4. I + D: pintar al aire libre se trata principalmente de investigación y desarrollo. Creo bocetos, color y notas de valor, por lo que puedo crear trabajos de estudio más grandes basados ​​en los recuerdos de cada ubicación, perfectos para la pintura de estudio en los meses de invierno. Pintar al aire libre, puede ser divertido y estimulante, pero también es mi trabajo y un activo valioso para mi desarrollo profesional, por eso, en mi caso, también hay una cierta presión para pintar, para apurarme y concentrarme totalmente, lo que significa que no estoy pensando en nada más y SOLO PINTO! la abstracción es total..

 
Amanda BRETT en plena faena.

5. Valorar el tiempo: estoy aprendiendo a pararme y oler las rosas y el perfume natural del campo al despertarse. Cuando pinto en Italia piensan que estoy loca! Soy prácticamente la única persona en la calle cuando salgo de casa a las 7 am. (aunque se puede salir un poco más tarde..!) ¡Soy una persona de la mañana y amo la luz del amanecer!

6. Encontrar el enfoque: es interesante que cuando una pinta al aire libre, su espacio focal , se convierte en el (único) centro de  atención y todo lo demás es secundario en su periferia visual. Esto debe ser transmitido en nuestras pinturas.

7. Conectarse con la gente: la vida de un pintor de estudio puede ser muy aislada, escondida detrás de paredes y puertas cerradas, especialmente en los meses de invierno.
 Es genial salir y conectar y compartir mis pinturas con personas, locales y visitantes que aprecian el arte. Me convierto en parte de tu historia y tú te conviertes en parte de la mía. Algunas veces las personas se ponen de pie y miran y otras hacen preguntas o nos toman una foto. Ya no soy una turista ocasional, soy una artista en Italia y me siento respetada y apoyada.

8. Observando: Pintar al "aire libre" es, para mi, el mejor entrenamiento de todos. No hay mejor manera de mejorar nuestras habilidades que observando y pintando y superando los desafíos (  ese "miedo escénico" que solo inicialmente provoca esta aventura).
 Puedo observar la luz, la sombra y los detalles, y cuando vuelvo a pintar en la misma zona, veo otros elementos que no noté o que podrían haber sido ocultados por diferentes efectos de luz. 
Puedo caminar y ver las formas desde una perspectiva diferente y obtener una comprensión más profunda de mi tema. Puedo ver los orígenes de la luz y los reflejos rebotando mágicamente alrededor.

9. ¡Los Maestros lo hicieron! Si fue lo suficientemente bueno para que los maestros pinten al aire libre y estudien el mismo tema una y otra vez, es perfecto para aprender y disfrutar al mismo tiempo.
 ¿Cuántas pinturas de estanques de lirios creó Monet? ¿Cuántos paisajes pintó Van Gogh? Más de lo que sabemos estoy seguro. 
Esta apasionante actividad conduce de un modo importante al desarrollo del arte y la mente de cada uno: ésta es una excelente manera de crecer y desarrollarnos como artistas, siguiendo la tradicion de los grandes genios que nos precedieron en la apasionante aventura de pintar al aire libre  como Corot, Monet, Ruskin, Sargent, Cézanne, Gainsborough, Constable, Turner, Van Gogh, Renoir, Wyeth, Jo Nivison y su esposo Hopper (la lista es interminable)  junto a  tantas personas anónimas pero amantes del arte y la pintura que forman ya parte de una lista infinita.

10. Sola, en "plein air": Por último, me encanta pintar al aire libre, me encanta andar con mi equipo de pintura en mi bicicleta en busca de mi próximo lugar para pintar, ya sea a través de las calles de Lucca o a lo largo del río cerca de mi casa.
Ahora que llega el buen tiempo, es el mejor momento para animaros a pintar al aire libre
La experiencia merece la pena....ÁNIMO!!!

EXPOSICIÓN DE ALUMNOS

Erakusketa honetan, 2018/2019ko kurtsoan zehar gure tailerretan egindako akuarelak erakutsi nahi ditugu. Erakusketa honetara hurbilduko...